La victimización en Bogotá disminuyó al 17% en el 2022 y se encuentra por debajo de los niveles presentados en el 2020


  • La victimización en Bogotá se redujo 3 puntos porcentuales entre 2021 y 2022, al pasar de 20% al 17% respectivamente, según la Encuesta de Percepción y Victimización de la Cámara de Comercio de Bogotá.
  • Durante el 2022, el 77% de las personas consideran que la inseguridad en la ciudad ha aumentado; en el 2021, este porcentaje fue de 88%.
  • El atraco es la principal modalidad de hurto a personas con un 41% de participación.
  • Las calles, con un 33%, y los puentes peatonales, con un 19%, son los lugares del espacio público que se perciben como más inseguros en el 2022.
  • La percepción de que le barrio es seguro pasó de 30% al 35% entre 2021 y 2022.

La Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) presentó los resultados de la más reciente Encuesta de Percepción y Victimización de Bogotá (EPV) que corresponden al año 2022. Esta herramienta se aplica en Bogotá desde 1998.

Entre los principales resultados, se constató una disminución de 3 puntos porcentuales en la victimización de la ciudadanía; en 2022, se identificó que un 17% de las personas encuestadas han sido víctimas de un delito. Del 17% de las personas que manifestaron ser víctimas de un delito, el 49% son mujeres y el 51% son hombres.

Las localidades con mayor victimización son Barrios Unidos (22%), San Cristóbal (21%) y Antonio Nariño (21%). Los lugares del espacio público que se perciben como más inseguros en el 2022 son las calles con un 33% y los puentes peatonales con un 19%.

Las redes sociales (23%) y los noticieros de televisión (40%) son las principales fuentes para formar una opinión en seguridad. La experiencia personal gana importancia como mecanismo para formar la percepción sobre las condiciones de seguridad, representando un 15% de los casos. 

Victimización en Bogotá

En el 2022, el hurto a personas es el delito más común (77%); y el atraco es la modalidad más empleada en este delito (41%); el celular es el dispositivo más hurtado (78%). Adicionalmente, un resultado que llama la atención de este año es que aumentó el uso de la fuerza como modalidad del agresor, pasando de un 7% al 17%.

Así mismo, el elemento que más utilizaron los agresores fue el arma blanca con un 31%, en él se destaca una disminución de 9 puntos porcentuales comparado con el año anterior. De igual manera se resalta una disminución en el uso de armas de fuego para cometer este delito, pasando de un 23% en 2021 a un 19% en 2022 revirtiendo la tendencia de años pasados en su aumento.

Institucionalidad de Seguridad y Convivencia

Se destaca el aumento de la calificación positiva al servicio prestado por la Policía, tanto por la percepción general de los ciudadanos, como por los que propiamente acudieron a su servicio. Para el primer caso, subió 8 puntos porcentuales (23%) comparado con el 2021 (15%) y para el segundo caso, hubo un aumento de 5 puntos porcentuales al pasar del 16% al 21%.

También se evidenció una mejora en el conocimiento que tienen las personas sobre el cuadrante al que pertenece su hogar, pues 32% manifestaron saberlo, cifra que aumentó 10 puntos porcentuales respecto a encuestas anteriores. Así mismo, en los últimos 4 años ha aumentado el porcentaje de ciudadanos que interactúa con la policía del cuadrante, pasando de un 31% en 2019 a un 34% en 2022.

Persiste un reto frente a la atención prestada por la línea 123, ya que el 44% de los ciudadanos – 2 puntos porcentuales más que el año anterior- calificaron como mala y muy mala la atención prestada, mientras que quienes calificaron de manera positiva se mantuvieron en un 36%.

Factores que inciden en la percepción de seguridad

La encuesta reveló que las modalidades delictivas que más les preocupan a los ciudadanos es el hurto a personas con un 49%, en el que se destaca un aumento de 11 puntos porcentuales comparados con el 2021. De igual manera, el homicidio con un 17%, ha aumentado 8 puntos porcentuales comparado con el año anterior, y la venta de drogas con un 10%.

En cuanto a Transmilenio, se mantiene relativamente estable el porcentaje de ciudadanos que considera que es inseguro y muy inseguro, pasando de 70% en 2021 al 68% en 2022.

Percepción de Seguridad en Bogotá

En comparación con el año pasado, los resultados de percepción de seguridad en el barrio y en la ciudad son favorables. La percepción de que el barrio es seguro aumentó 5 puntos porcentuales al ubicarse en 35%. En cuanto a la percepción de inseguridad, esta disminuyó 11 puntos porcentuales al ubicarse en 77% frente al año pasado cuando se ubicó en 88%. 

Frente a la percepción de seguridad en los barrios, las localidades de Chapinero (57%), Teusaquillo (55%) y Candelaria (50%), son las localidades en las que las personas consideran más seguro su barrio. En cuanto a la percepción de inseguridad en la ciudad, Engativá (84%), Antonio Nariño (82%), San Cristóbal (80%) y Puente Aranda (80%) son las localidades en donde más consideran que la inseguridad ha aumentado.

Enfoque de género

En el 2022 los hombres se sienten más seguros en su barrio (38%), mientras que en las mujeres el porcentaje se ubica en el 31%, lo que representa una diferencia de 7 puntos. En 2021 esta diferencia era de 3 puntos porcentuales donde el 32% de los hombres se sentían más seguros en su barrio y las mujeres 29%.

Adicionalmente, la encuesta mostró que el porcentaje de mujeres que considera que la inseguridad en la ciudad ha aumentado disminuyó 9 puntos porcentuales al ubicarse en un 80% en 2022, tras estar en 89% en 2021. En el caso de los hombres pasó del 86% al 74%.

Recomendaciones de la CCB

Lucha contra la criminalidad:

  1. Profundizar en las estrategias de prevención de victimización en las localidades de Barrios Unidos, San Cristóbal y Antonio Nariño.
  2. Se recomienda continuar con las políticas focalizadas en las estrategias para prevención de hurto de bicicletas en la ciudad, y aumentar los esfuerzos de seguridad en calles y parques.
  3. Se sugiere modernizar y simplificar la regulación de hurto de equipos terminales móviles, con miras reducir el robo de estos elementos.

Denuncia y atención en la línea 123:

  1. Es necesario fortalecer los esfuerzos para fomentar la denuncia. El no denunciar afecta la estrategia de caracterizar y dimensionar el delito, de sus posibles mutaciones o de nuevas modalidades.
  2. Revisar a fondo el aumento sostenido en la mala calificación en la atención de la línea 123.
  3. Desarrollar campañas de denuncia en Transmilenio y mejorar las condiciones y concentraciones en la operación del sistema para reducir las circunstancias en las cuales sucede el delito.