Donantes de sangre son la esperanza de miles de bogotanos en este inicio de año


Aunque la cultura de la donación de sangre en Colombia ha mejorado en los últimos años, la pandemia generó una disminución del 40 al 50%, afectando directamente a los pacientes que diariamente requieren el líquido vital.

La donación de sangre ha sido otro de los tantos escenarios que se han visto afectados durante la pandemia, en especial debido a que los puntos que por su gran concentración de personas, son tradicionalmente aprovechados para la recolección de sangre, como las empresas, conjuntos o iglesias, se encuentran con acceso limitado.

Para mitigar esta situación, el Banco Distrital de Sangre del IDCBIS, único banco público de la ciudad, implementó la estrategia de “donación personalizada”, una logística en donde los donantes son transportados hasta el punto fijo del IDCBIS(ubicado en la Secretaría de Salud de Bogotá) desde sus casas (previa inscripción), una estrategia que le ha permitido seguir cubriendo la demanda de sangre de la red pública hospitalaria de Bogotá.

A pesar de los grandes esfuerzos realizados, en el inicio de año disminuyen las donaciones y continúa la demanda de componentes sanguíneos en los hospitales públicos de la ciudad. Las razones son variadas: el período de vacaciones, la falta de conciencia sobre las necesidades de los pacientes y la proliferación de mitos que han calado en la población alejándonos de ayudar.

Por eso, el doctor Santiago Grass, Líder de Hemovigilancia del IDCBIS nos aclara la verdad acerca de algunos de los mitos recurrentes alrededor de la donación:

Donar sangre engorda o enferma

El acto de donación no provoca aumento de peso, sin embargo, la persona cree que para reponer la sangre extraída, debe aumentar la ingesta de alimentos, lo cual no es necesario.

En cuanto a contraer enfermedades, todos los elementos usados para el proceso de recolección han sido debidamente esterilizados y la piel es limpiada con una solución desinfectante que limita aún más las posibilidades de enfermedades o infecciones.

Donar disminuye la potencia sexual

No hay ninguna relación con el sistema reproductor. La recomendación es continuar

con la vida sexual normal.

La sangre se cobra a los pacientes

La sangre no se comercializa, el costo es asumido por las EPS o ARS y es para el análisis y procesamiento que garantice su calidad.

Temor a las agujas

Aunque es normal sentir cierta molestia al momento de la punción, la sensación de dolor es mínima. y dependerá del umbral de dolor de cada individuo. Se recomienda que el donante se sienta cómodo, relajado y tranquilo.

¡No permitas que un mito te impida ayudar a quien lo necesita!

Es importante recalcar que cuando una persona decide donar sangre, está dando el regalo más valioso que existe, ya que le da una oportunidad de seguir viviendo a tres personas (la sangre se separa por glóbulos rojos, plaquetas y plasma). Además de darle una nueva esperanza a los familiares que también están pendientes de la salud del ser querido que requiere la transfusión urgente.

Si quieres donar puedes acercarte al Banco Distrital de Sangre IDCBIS (Cra. 32 #12 – 81) de lunes a domingo de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.

También puedes inscribirte aquí https://idcbis.org.co/donaporbogota/ para agendar una cita y que te recojan en tu domicilio para donar.