Víctimas del conflicto armado exigen al Gobierno cumplir con reparaciones colectivas


Decenas de víctimas y colectivos sociales hicieron un llamado al Gobierno colombiano para que se cumpla con lo pactado en la Ley 1448 de 2011 y los Decretos de Ley Étnicos sobre reparación colectiva a víctimas del conflicto armado.

Según lo afirmaron los participantes en el foro (de organizaciones, pueblos, colectivos) solo un 2% de las víctimas del conflicto armado inscritas en el Programa de reparación colectiva han podido finalizar sus procesos.

De acuerdo con los datos que se expusieron, la etapa de implementación de los planes de reparación se ha convertido en un gran cuello de botella dentro del programa, con evidentes dificultades relacionadas con la falta de articulación interinstitucional y coordinación nación – territorio, poca voluntad política para avanzar en la implementación de las medidas y falta de presupuestos, responsabilidades y cronogramas claros dentro de los planes de reparación.

“Muchos de los procesos hoy en reparación, están siendo revictimizados en el territorio al nivel nacional. Sus líderes están siendo amenazados, estigmatizados o asesinados”, afirmó Luis Emil Sanabria, Presidente de REDEPAZ, en medio de su intervención en el foro.

Por su parte, Pablo Vergara, Representante de la Comisión Étnico Campesina aseveró que “aquí no se han dado procesos de reparación, aquí lo que se ha dado es una oferta que dice: o te acoges o no tocas nada, realmente lo que hoy pedimos a los entes de control que acompañan es que tomen medidas urgentes”.

En el foro también se discutió acerca de los graves daños del conflicto para los pueblos étnicos, indígenas, afrodescendientes, y comunidades LGTBI, quienes representan 64 por ciento de los inscritos en el programa de reparación colectiva.

Al respecto, Enrique Ardila Franco, Director de Reparación de la Unidad para las Víctimas, manifestó que “tenemos 27 planes de reparación colectiva, 21 de estos sujetos son étnicos, esto quiere decir que más del 90% son sujetos de reparación colectiva étnicos”.

Richard Moreno, Procurador Delegado para Asuntos Étnicos de la Procuraduría General de la Nación, dijo por su parte que “esta resolución (decretos étnicos) para nosotros desde cualquier punto de vista es ilegal e inconstitucional, ademas es regresiva y es arbitraria, creo que es una imposición que se le hace a las victimas étnicas”.

“Uno de los principales aprendizajes es reconocer el potencial transformador que puede tener la reparación colectiva para los sectores LGBT”, dijo Jhon Restrepo Mesa, miembro de la comunidad LGBT de la Comuna 8 de Medellín.

Así mismo, Maritza Buitrago, del Grupo Distrital, señaló que “uno de los daños que identificamos fue el de la educación, por eso nosotras como grupo distrital definimos junto con las entidades una medida, y esa medida es la profesionalización de 100 mujeres lideresas en Bogotá”.

En cuanto a las víctimas “no étnicas”, las organizaciones sociales señalan que más del 40% de los sujetos se encuentran apenas en la etapa de identificación y alistamiento, lo que representa un absoluto retraso luego de 10 años de implementación de la Ley de Víctimas.

El foro finalizó con la intervención de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad quienes se comprometieron a llevar las exigencias y reflexiones más allá del foro.

“El informe de la Comisión de la Verdad tiene que hacer todo su esfuerzo para mostrar la magnitud del daño y la afectación. Tenemos el deber de plantear el problema en las dimensiones reales de lo que implica reparar hoy a las víctimas en Colombia” dijo Patricia Tobón de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad

“Creo que es necesario abrir el diálogo entre comunidades, instituciones, comunidad internacional que hayan trabajado temas de reparación y con la Comisión de la Verdad para poder entregar a las instituciones y al Congreso las implicaciones de reparar a las víctimas de un conflicto armado como el de Colombia. Es necesario dar un paso más allá de lo que hoy está planteado en las políticas. Es muy difícil que el gobierno saque adelante un proceso de reparación que no involucra el fortalecimiento de capacidades de las comunidades y de las víctimas. Es necesario Inversión y políticas claras para que tengan mayores oportunidades para reconstruir sus proyectos de vida”, Agregó Tobón.

En el encuentro participaron víctimas del conflicto armado de regiones como Antioquia, Cauca, Bogotá, Montes de María, Magdalena, Sur del Tolima, Buenaventura y Nariño.

El encuentro fue organizado por la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (CODHES), con el apoyo de los Sujetos Nacionales de Reparación Colectiva (REPARAR), el Instituto Popular de Capacitación (IPC) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID.