Impresión de etiquetas con tecnología Epson: una tendencia en el mercado


Epson, empresa líder en tecnología de impresión, anuncia la llegada del portafolio de impresoras de etiquetas ColorWorks C3500, C7500G, C7500 y C831, orientadas a atender las necesidades de pequeñas, medianas y grandes empresas que requieren imprimir desde bajos volúmenes para sus clientes hasta sus propias etiquetas con total autonomía.

“Estamos seguros de que, con esta modernizada gama desarrollada para tener un gran potencial de uso, nuestros partners y aliados se beneficiarán de sus múltiples características como lo son la velocidad, el control, la eficiencia y la flexibilidad, lo que les permitirán ofrecer a sus clientes productividad y confianza” afirma Nataly Villate, CMV CCA Color Works de Epson.

Acerca del renovado portafolio
Uno de los modelos que encabeza esta línea es la impresora ColorWorks C3500, la cual aporta color y versatilidad, gracias a su amplia gama de opciones para producir todo tipo de etiquetas. Cuenta con una impresión de alta calidad, velocidad de hasta 103 mm/s y cartuchos independientes de tinta pigmentada. Este equipo les permite a los usuarios ahorrar tiempo y dinero, ya que pueden imprimir en el momento que necesiten sin tener que contratar intermediarios, lo que evita que, en algunas ocasiones, la producción sea más compleja.

Además, la ColorWorks C3500 puede personalizar e imprimir etiquetas para embalajes con logotipos e imágenes a todo color, así como tickets o tarjetas de identificación con información relevante de productos y códigos de barras.
Otro de los equipos que hacen parte de esta serie, es la ColorWorks C7500G diseñada para la impresión de bajos lotes de etiquetas industriales en color, lo que permite imprimirlas en una sola etapa reduciendo los costos de preimpresión y almacenamiento, con una velocidad de impresión de hasta 300 mm/s con resolución de 600 x 1200 dpi.

Por otra parte, y gracias a su calidad y brillo en la etiqueta, garantiza resultados consistentes y precisos, sobre todo con texto pequeño, trazados y códigos de barras. Adicionalmente, cuenta con un tipo de tinta pigmentada para abordar específicamente ciertas necesidades de aplicaciones concretas. La tinta UltraChrome de Epson es ideal para aquellos usuarios que buscan colores de gran precisión y requieran imprimir en papel brillante.

Otro de los modelos que se suma es la ColorWorks C7500 ideal para las copias en las que la durabilidad es esencial. Gracias al uso de la tinta pigmentada DURABrite Ultra, resulta idónea para la impresión en papel mate. Cuenta con tecnología PrecisionCore, y permite una impresión de hasta 300mm/s con una resolución de 600 x 1200dpi.

Por último, Epson presenta la ColorWorks C831 una impresora diseñada para etiquetas anchas en altos volúmenes, ideal para tambores o depósitos de formato grande y etiquetas para productos químicos. Este equipo, combina todas las características y beneficios de una impresora con tecnología de inyección de tinta resistente, con una precisión de 8-pines. Posee una velocidad de hasta 92mm/s y soluciona los atascos de papel en pocos segundos liberándolo automáticamente si se produce un error.
Gracias a sus características, tiene la capacidad de imprimir códigos de barras avanzados, fotografías y texto nítidos, y se puede utilizar con una amplia variedad de papeles, incluido el brillante. Además, incluye un botón para la liberación manual del papel.16.5 páginas por minuto, 2 áreas de impresión de 8×22 pulgadas, lo que la convierte es uno de los equipos más robustos del mercado.

“Con esta serie de impresoras ColorWorks, queremos eliminar los problemas tradicionales de la sobreimpresión térmica y brindar una experiencia diferente y óptima a nuestros clientes, ya que tendrán la oportunidad de tener total autonomía en términos de impresión y no será necesario un volumen de etiquetas mínimo para que resulte económicamente rentable” concluye Gilberto Sifontes, Product Manager Epson Latinoamérica.