Colombia uno de los países de Latinoamérica con mayor número de reconocimientos internacionales para la acreditación de calidad


El Organismo Nacional de Acreditación de Colombia – ONAC recibió durante la 24 Asamblea General de la Cooperación Interamericana de Acreditación – IAAC, la renovación del reconocimiento internacional para 4 esquemas de acreditación que había recibido en los años 2014 y 2015, y el reconocimiento para 3 nuevos esquemas, lo que convierte a Colombia en uno de las economías con más reconocimientos internacionales para acreditar actividades de evaluación de la conformidad en Latinoamérica.

Lo anterior, después de que ONAC recibiera una exhaustiva evaluación en mayo de este año, realizada por un equipo de 12 expertos provenientes de diferentes países, quienes visitaron las instalaciones de ONAC para revisar en detalle la organización, el equipo humano y los procesos y procedimientos de su sistema de gestión, así como requisitos aplicables a los organismos de acreditación, para garantizar la imparcialidad, competencia y coherencia en su operación, según los estándares establecidos por la Norma Internacional ISO/IEC 17011:2017.

Con estos reconocimientos internacionales, el empresario colombiano que quiera exportar un producto o servicio al exterior y deba demostrar el cumplimiento de algún estándar en el país de destino, podrá realizar las pruebas, ensayos o certificaciones en Colombia y presentar sus resultados en cualquiera de los países que hacen parte de los acuerdos de los que hace parte ONAC suscritos con: Inter-American Accreditation Cooperation – IAAC, International Accreditation Forum – IAF e International Laboratory Accreditation Cooperation – ILAC, sin tener que repetir las pruebas o certificaciones en el país de destino.

Entre los 90 países que hacen parte de los acuerdos suscritos con las Cooperaciones Mundiales (ILAC e IAF), están las 17 principales economías de Latinoamérica, incluidos Estados Unidos, Canadá y México; todos los países de la Unión Europea; las 46 principales economías de Asia, incluidos China, Japón y Corea del Sur; Australia y las principales economías de África.

La acreditación es un instrumento utilizado mundialmente para evaluar la competencia de quienes realizan actividades de evaluación de la conformidad, es decir, certificación de productos, procesos, servicios, certificación de personas, certificación de sistemas de gestión, pruebas de ensayo y de calibración e inspección, servicios fundamentales para asegurar la calidad de los bienes y servicios y velar por la seguridad de los consumidores.

Particularmente, el reconocimiento internacional para el esquema de acreditación de organismos certificadores de personas, representa una importante contribución social que promueve la movilidad laboral, al reconocer la competencia de la persona para realizar un oficio, ocupación o labor, sin tener que pasar por nuevos procesos de certificación de competencias en otros lugares del mundo, siendo una alternativa para demostrar saberes que aunque no necesariamente provienen de procesos de formación académica, garantizan el mantenimiento continuo y actualización de la competencia de las personas certificadas.

Por su parte, la acreditación de laboratorios clínicos además de garantizar la competencia en el ejercicio de pruebas y ensayos, asegura la validez de los resultados que soportan las decisiones clínicas, de diagnóstico y conducta terapéutica, contribuyendo así al fortalecimiento del sistema de salud colombiano.

Asimismo, los Proveedores de Ensayos de Aptitud son fuente primaria de aseguramiento y calidad analítica. Los proveedores acreditados al prestar este tipo de servicios contribuyen a la competitividad de los laboratorios, arrojando resultados de comparación y de desempeño que orientan el mejoramiento y las mejores prácticas de los laboratorios de ensayo y de calibración.

La suscripción de todos estos acuerdos de reconocimiento internacional, además de generar confianza para todos los actores de la cadena de suministro, convierte a Colombia en un referente y caso de éxito para los países que hacen parte de las cooperaciones y foros internacionales de acreditación, y hoy, orgullosamente podemos decir en el País, no solo que ONAC le ha cumplido a los evaluadores de la conformidad, a los empresarios e industriales y a los consumidores, sino que también hacemos frente a todos los desafíos en el ámbito de la calidad, recorriendo un camino que nos impulsa a ser cada vez más competitivos y a destacarnos regional y mundialmente.