Un año después de su intervención, Suba Plaza Imperial se mantiene como una zona recuperada


Alcaldía de Bogotá mantiene lucha frontal contra invasiones indebidas del espacio público en manos de particulares

Un año después de su intervención, Suba Plaza Imperial se mantiene como una zona recuperada, donde circulan a diario más de 150 mil transeúntes

Han pasado 365 días desde que la Alcaldía de Bogotá, con el liderazgo de la Secretaría de Gobierno y la Defensoría del Espacio Público, recuperó el espacio público de tránsito peatonal, ubicado en la Avenida Ciudad de Cali con la Avenida Suba, lugar por el que transitan más de 150.000 personas diariamente y donde, durante más de 10 años se ubicaron 250 carpas para la comercialización de ropa, calzado, comidas preparadas y otros elementos.

Celina Huertas Hernández habitante del sector recuerda como era la travesía que se vivía a diario para recorrer el lugar. “Era una vía imposible de caminar. Los vendedores se creían los dueños del andén, atravesaban bicicletas y motos, era imposible y nos tocaba bajarnos a la vía de los carros. Ahora, los andenes se ven más bonitos y se puede caminar sin ningún problema”, señaló Celina de 62 años de edad.Y es que en este espacio público por instalar una carpa les cobraban a los vendedores informales hasta 4 millones de pesos, entre las carreras 98B a 109A y las calles 139 y 153. También, se manejaban alquileres que rondaban entre los 500 mil y un millón de pesos mensuales.

Manuel Betancourt, es otro de los 150.000 transeúntes que a diario recorren el sector, tanto para ingresar al portal de transMilenio como para llegar al Hospital de Suba. “Hace un año los andenes estaban invadidos por casetas, comida y elementos que nos impedían el paso. Ahora, tenemos más tranquilidad para caminar, el lugar se siente más seguro y con menos peligros porque donde hay mucha aglomeración se prestan problemas para nuestra seguridad”, manifestó.

La sostenibilidad de este espacio público, equivalente a 12 canchas de fútbol, se ha logrado gracias a la corresponsabilidad de la ciudadanía que denuncia cuando al lugar regresan los vendedores y del trabajo que se adelanta con el sector privado comprometido en apoyar a los ‘Guardianes del Espacio Público’ para que el lugar no se vuelva a llenar de obstáculos que impidan el libre acceso de los transeúntes.

Para Nadime Yaver, directora de la Defensoría del Espacio Público, estas acciones de recuperación y sostenibilidad lo que demuestran es que cada vez más los habitantes de la ciudad se están viendo beneficiados con la política de recuperación de espacio público: “La Intervención en Suba Plaza Imperial se realizó a partir de las múltiples solicitudes de la comunidad y el compromiso del sector privado por la serie de factores negativos que afectaban la zona; como la baja caminabilidad y la alta congestión que impedían la libre circulación de los peatones, entre otras. Hoy la realidad es otra. Desde la Defensoría hemos sostenido la zona recuperada para el disfrute de los habitantes del sector siendo hoy más sana, segura y amigable”, puntualizó la funcionaria.

Acciones adelantadas en Suba Plaza Imperial

• La Defensoría del Espacio Público se integró con el Centro Comercial Plaza Imperial para apoyar la sostenibilidad de las zonas de cesión y aceras, al no permitir la instalación de vendedores informales en este espacio recuperado, además de dotar con bicicletas a los ‘Guardianes del Espacio Público’ para que tengan mejores condiciones de movilidad en su labor pedagógica de promover comportamientos de cuidado y buen uso de los espacios públicos de la ciudad

• La Alcaldía de Bogotá ha adelantado jornadas de capacitación con los empleados de las diferentes empresas del sector para concientizarlos sobre la importancia de ayudar a preservar los espacios públicos de manera limpia, ordena e incluyente de tal manera que se pueda contribuir en mejorar la seguridad de todos los habitantes y transeúntes del sector.