Tres claves para lograr una cultura organizacional óptima


Compañías como Zemoga, han encontrado la forma idónea para tener equilibrio, estabilidad y familiaridad con todos los miembros del equipo.

En los últimos años, las empresas colombianas han comprendido la relevancia de tener una cultura organizacional óptima en la que sus equipos de trabajo se sientan cómodos y felices de ser parte de las compañías. Es por esto que hoy en día se puede observar cómo las organizaciones buscan nuevas formas de comprenderlos, ofrecerles paquetes de beneficios ajustados a sus necesidades y que estas prácticas se conviertan en claves para que la cultura de cada empresa se refleje en los comportamientos y resultados de todos.

El 52% de los empleadores está implementando la opción de flexibilidad de horario como herramienta de retención de talento, según lo informó el último reporte de la firma de reclutamiento Hays. Este, entre otros beneficios deben ir alineados con los valores de la compañía y su cultura organizacional. Aún cuando pueden ser verdaderamente atractivos para las personas, no basta con un gran paquete para tomar la decisión de trabajar en una empresa u otra. Es necesario, entonces, contar con un ambiente laboral idóneo en el que puedan desarrollarse tanto profesional como personalmente.

Tatiana González, directora de Recursos Humanos en Zemoga, la firma de servicios digitales que hace 20 años fue pionera implementando el modelo de nearshoring con compañías del Fortune 500 en Estados Unidos, y que aún sigue siendo líder señala las tres claves para lograr una cultura organizacional óptima: familiaridad, estabilidad y equilibrio.

• Familiaridad:
La cercanía entre el equipo de trabajo es fundamental para la compañía. A menos que la persona se sienta identificado con la cultura de la empresa podrá sentirse a gusto en ella y hacer un buen trabajo. Asimismo, las habilidades blandas (40%) y la experiencia laboral (56%) continúan siendo los dos valores más destacados para un reclutador al momento de buscar talento, según lo reportó el informe “Guía Salarial Colombia 2019” elaborado por la firma de reclutamiento Hays.

En Zemoga, buscamos desde el momento de reclutamiento del talento personas con una alta calidad profesional pero también humana, que hagan click con la esencia de la firma. Con esto, se garantiza tener las mejores personas con capacidades altísimas para el trabajo que se realiza.

Asimismo, es vital la creación de espacios agradables para los trabajadores no solo para realizar sus actividades diarias sino para relajarse y compartir con los demás miembros de la firma. Estos espacios de relajación permiten generar vínculos, evitar la competitividad y crear sinergias de colaboración y trabajo en equipo.

La firma además de contar con oficinas de espacio abierto en las que el equipo puede trabajar cómodamente, tiene también espacios de dispersión como un bar en el tercer piso de la oficina, desayunos, onces y clases de yoga en su salón de bienestar. Asimismo, se encuentra trabajando en la remodelación del primer piso de sus instalaciones, que tendrá un gimnasio y varias salas de reuniones y espacios para que su talento pueda trabajar de manera cómoda y amena.

• Estabilidad:
Las organizaciones deben buscar la colaboración entre el equipo de trabajo, evitar las rivalidades entre las personas así como los favoritismos e intereses individuales y anteponer lo colectivo para el bienestar de la organización, de su equipo y reducir la rotación de personal. En Zemoga se han logrado unas tasas de rotación aproximadas al 5.9%, en comparación con el 13.2% de la industria tecnológica a través de prácticas que incentivan el trabajo en equipo y que ponen al talento a dar lo mejor de sí para cada uno de sus clientes y proyectos.
Igualmente, con los constantes cambios que se ven hoy en día es necesario que las organizaciones estén abiertas a escuchar a sus equipos, sus opiniones y propuestas que pueden ser revolucionarias y eficaces para los negocios. Esto, además, garantiza que las personas se sientan orgullosas de pertenecer a la organización y que busquen continuar con el crecimiento de su carrera profesional en un lugar donde sus opiniones tienen valor.

• Equilibrio:
Es necesario lograr un balance entre la vida profesional y la personal para que los equipos puedan compartir con sus familiares y amigos. Sin embargo, hay organizaciones que todavía no logran dicho equilibrio, lo que hace que sea un elemento muy valorado por los colombianos. Permisos especiales, horarios flexibles, tiempo para temas personales, capacitaciones, lugares de relajación y hasta eventos de bienestar son alguno de los ejemplos más conocidos. Esto, obviamente debe ir alineado con la misión, visión y valores que las organizaciones promulgan para así inspirar a su gente. “Debe existir una coherencia entre lo que se promueve y lo que se ofrece a su equipo para que ellos quieran hacer parte del equipo”, señala.

“Desde sus inicios, Zemoga nació y creció entendiendo que la prioridad número uno es el equipo de trabajo, esto hace parte de la filosofía y los valores de la empresa, por esto, en Zemoga somos una familia y queremos seguir creciendo así. Es fundamental conocer a todos los que hacen parte de la firma para crear un ambiente de equilibrio, estabilidad y familiaridad. Buscamos que nuestros talentos puedan desarrollarse como personas íntegras al igual que encuentren espacios de aprendizaje continuo y diversión distintos a nuestro negocio. Para ello nos encontramos en la planeación de cursos libres, desde cocina, artes, ciencia, deportes y otros, para que nuestro equipo tenga la posibilidad de encontrar en Zemoga actividades nuevas que quieran aprender y disfrutar en su segundo hogar.”, concluye González.

Construir una cultura sólida requiere de personas con la misma sinergia para trabajar, que busquen crear una organización con características y valores determinados y que a futuro sea un referente en su sector, por ser buen empleador. Esta tarea, que se evidencia en el largo plazo, resulta ser una tarea de todos los que hacen parte de las compañías, de entregar lo mejor de sí y tener un verdadero compromiso con su organización.