CCIT y Asobancaria firman memorando de colaboración para mitigar riesgos asociados al uso de nuevas tecnologías


Durante el año 2018 el 58% del total de las operaciones, monetarias y no monetarias, se realizaron a través de canales digitales.

Gracias a la fuerte llegada de la era digital al país y la necesidad de simplificar trámites bancarios que antes requerían tener presencia física, hoy las entidades financieras cuentan con herramientas y plataformas digitales activas para facilitarle a los usuarios estos procedimientos.

A raíz de esta implementación, ha sido necesario incrementar la seguridad digital, ya que según lo confirma el Banco Mundial 1.200 millones de personas nuevas lograron acceder a herramientas financieras en el periodo de 2011 a 2017, es por esto, que la Cámara Colombiana de Informática y las Telecomunicaciones (CCIT) y Asobancaria firmaron un memorando de colaboración; que tiene como objetivo intercambiar información en tiempo real para fortalecer las capacidades de ciberseguridad y prevención de ataques cibernéticos.

Según fuentes de la Fiscalía General de la Nación durante 2018 se registraron en Colombia más de 20.000 denuncias por delitos informáticos. Dentro de las tipologías más usadas está el código malicioso o malware, la suplantación de identidad y la suplantación de sitios web para extraer información financiera (phishing), dado esto, Alberto Samuel Yohai presidente de la CCIT afirma “es un honor para nosotros lograr este acuerdo con Asobancaria; nos ayudará a generar mayor confianza a los actuales usuarios y así también estamos incentivando a más ciudadanos al uso de plataformas digitales esto permite mejorar los procesos y avanzar como país a una era más digitalizada y segura”

Para Santiago Castro presidente de Asobancaria este acuerdo permitirá “estar a la vanguardia en materia de ciberseguridad, no solo basta con desarrollar capacidades propias en cada entidad o sector, es necesario trabajar de forma conjunta para un crear un ecosistema de colaboración que permita anticipar y gestionar de forma efectiva los riesgos del ciberespacio. “Para ser efectivos, debemos trabajar juntos, conocernos y generar confianza”

El ciberdelito no discrimina públicos por que en muchas ocasiones los envíos de malware terminan siendo masivos y pueden infectar por igual las computadoras de personas del común o grandes empresarios.