Por vez primera más de cien adultos mayores de la localidad de Sumpaz viajaran a Medellín


Ninguno de ellos ha viajado en avión. El trayecto más distantes que han recorrido es a Melgar y a Bogotá. Aquí la historia de una mujer cuya única preocupación es montarse en esa “máquina que vuela como pájaro endemoniado”

Cerca de cien personas entre adultos mayores y en condición de discapacidad, viajan este lunes a la ciudad de Medellín, en el marco de un proyecto que desarrolla la Alcaldía local de Sumapaz.

Son hombres y mujeres, nacidos en el territorio rural de la localidad, que siempre se han dedicado a los quehaceres del campo y que ahora, por vez primera, alguno de esllos tienen la posibilidad de conocer otros lugares.
Durante ocho días, dejaran atrás el frio intenso del páramo de Sumapaz, para reconfortar sus almas con un poco de calor.

Por vez primera, podrán observar las esculturas del maestro Fernando Botero y descansar debajo de unas frondosas ceibas.

También, recorrerán la ciudad en el metro y accederán al metro cable, desde donde podrán advertir la belleza, de la capital antioqueña.

María Elizabeth Rincón Mican, tiene 65 años de edad y nació en la vereda el raizal, de la localidad de Sumapaz. El viaje más distante que ha hecho desde su tierra, ha sido a Melgar, Cundinamarca y a Bogotá. Este lunes, será la primera vez que María, viaje en avión a la ciudad de Medellín.

De Medellín conoce muy poco. Hasta hace un par de días la gente y los funcionarios de la alcaldía local de Sumapaz, le han hablado de lo cautivante que es la tierra de la eterna primavera.

Su mayor preocupación, es subirse a esa “máquina que vuela como pájaro endemoniado. Me han dicho, que cuando el avión alza vuelo, uno siente un poco de vacío, pero que eso no es nada”, relata la mujer, mientras en su rostro se advierte la alegría y el placer de conocer otras tierras.

Pero las palabras que más la han tranquilizado, antes de emprender el viaje junto con 100 adultos mayores más, que también hacen parte del proyecto, son las que le expresó anoche, don Crispín Vaquero, su marido antes de ir a dormir “Mija, eso pórtese juiciosa, usted deje el miedo, deje esos nervios, nada de estar azorándose, eso relájese que no le va a pasar nada por allá. ¿Quién sabe cuándo pueda volver a viajar sumercé? ”.

Desde las dos de la mañana de este lunes 1 de abril, de las distintas veredas y poblados de la localidad de Sumapaz, emprenderán el recorrido hasta el aeropuerto el Dorado, lugar de partida de los excursionistas.