¿Calor? No por favor


Con el calor, el cuerpo sufre cambios: aumenta el ritmo cardiaco, la circulación sanguínea y se producen cambios metabólicos relacionados con la actividad del sistema nervioso. Según estudios, el calor también provoca irritabilidad. Pero no solo eso, las estadísticas revelan que en verano aumentan, incluso, las rupturas de pareja.

Un dato curioso es que muchas guerras empezaron en verano: la Guerra Civil, la Revolución Francesa y las dos Guerras Mundiales. También hay estadísticas que señalan un incremento de la violencia en grandes ciudades durante el verano. Pero vayamos más lejos, un estudio de la Universidad de Stanford revela que mínimas variaciones de temperatura pueden generar violencia.

Otro de los peores efectos del calor es la dificultad para conciliar el sueño por las noches. El insomnio es el causante de que muchas personas despierten con mayores niveles de ansiedad. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 20% de la población sufre de forma transitoria dificultades para dormir durante el verano.

Disponer de un equipo de aire acondicionado puede ayudar a dormir mejor y mejorar esa sensación de malestar crónico y mal humor. Una vez lo tengas, debes seguir algunos consejos que te ayudarán a usarlo de manera correcta durante las olas de calor. Para esto, pedimos ayuda a Daikin, un líder en el tema de climatización:

1. Regular el termostato entre 23-24oC. Cada grado que se disminuya la temperatura supondrá́ un consumo de un 8% más de energía.

2. No ajustar la unidad a una temperatura inferior a 22 oC -23oC, no enfriará más rápido y resultará un gasto innecesario de consumo eléctrico. Es preferible hacer uso de funciones como el “Modo powerful” de Daikin, que consigue enfriar de forma rápida la temperatura en la habitación.

3. Hay que recordar que una diferencia de temperatura entre el interior y el exterior de la vivienda superior a 12oC no es saludable.

4. Bajar la temperatura de la habitación antes de ir a dormir, bien refrescando la atmósfera o utilizando el aire acondicionado en modo Nocturno, permite ahorrar energía impidiendo enfriar en exceso el ambiente durante la noche.

Es importante limpiar los filtros del equipo de climatización de forma regular para mejorar el rendimiento del equipo. Ayuda a ahorrar energía y evita que se acumule polvo u otras partículas que puedan ocasionar malos olores.