Proyecto de democracia para la paz se toma los territorios más afectados por el conflicto


El Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD) presenta el proyecto “Acción Democrática para la Paz”, una iniciativa que tiene como objetivo contribuir a la ampliación y profundización de una cultura democrática en Colombia, en el contexto de la implementación del punto 2 del Acuerdo Final. El proyecto, que tendrá una duración de 18 meses y tendrá un valor de 1,7 millones de euros, cuenta con el apoyo financiero de la Unión Europea.

Para Simone Filippini, Directora Ejecutiva a nivel mundial del NIMD, “es de crucial importancia que los actores políticos tengan el apoyo necesario para implementar los cambios transformadores necesarios para forjar una paz sostenible”. Así, el proyecto “Acción Democrática para la Paz” propone ampliar y profundizar la democracia en Colombia mediante diferentes actividades a realizar en 9 territorios altamente impactados por el conflicto armado en los departamentos de Antioquia, Caquetá, Cauca, Cesar, Córdoba, Guaviare, Guajira, Meta y Tolima.

Por una parte, se desarrollarán las capacidades de los partidos políticos relacionadas con las reformas al sistema político y electoral contenidas en el punto 2 del Acuerdo Final, y se proveerá asistencia técnica en la constitución y consolidación de nuevas organizaciones políticas que surjan en el marco del posconflicto.

Por otra parte, se promoverán escenarios de formación y diálogo para el fortalecimiento de una cultura democrática y de reconciliación mediante 8 Escuelas de Formación para la Democracia que fortalecerán las competencias de 800 líderes políticos y sociales, campesinos, víctimas, jóvenes y grupos subrepresentados en la política nacional. Con ellos se realizarán proyectos de impacto en sus municipios mediante la formación de Alianzas Territoriales para la Democracia.

Finalmente, se llevarán a cabo actividades de monitoreo, gestión del conocimiento y divulgación de los avances en la implementación del componente de participación política del Acuerdo Final para que la ciudadanía en su conjunto entienda la dimensión y alcance de la implementación.

Teniendo en cuenta el momento histórico que está viviendo el país, el NIMD pretende con este proyecto aportar al fortalecimiento de la democracia y la construcción de una sociedad y un sistema político menos polarizado, más diverso e incluyente.

Frente a esto Filippini considera que es necesario que el público tenga confianza en que el proceso se está implementando correctamente y que sus derechos se están garantizando. “Sólo a través de una participación política activa e informada de todos los grupos relevantes podemos asegurarnos de que la política colombiana sea inclusiva, transparente y efectiva”, aseguró.