Plaza de Mercado La Perseverancia embellece la nueva Bogotá


La Plaza de Mercado La Perseverancia muestra su nueva cara a todos los bogotanos, gracias a un proceso de modernización adelantado por la Cámara de Comercio de Bogotá y la Alcaldía Mayor de Bogotá, a través del Instituto Distrital de Turismo – IDT, y del Instituto Para la Economía Social (IPES). En este se invirtieron $308 millones, con el fin de recuperar el emblemático lugar del Barrio Obrero para el turismo.

Como parte de este proceso, se desarrolló una serie de acciones que permitieron darle nueva vida a la Plaza y transformar este lugar declarado patrimonio cultural de la Ciudad que, desde 1940, ha sido testigo de varios acontecimientos históricos y que hoy está considerado como uno los atractivos turístico-gastronómicos más grandes de la capital, por ofrecer comida típica y por vender gran variedad de frutas, verduras, carnes, pescados, lácteos, granos y productos de aseo, entre otros, de la mejor calidad.

José Andrés Duarte, director del IDT, dijo que “debido a que la Plaza cuenta con visitantes extranjeros, la Alcaldía Mayor de Bogotá, a través del Instituto Distrital de Turismo, pretende resignificar La Perseverancia como un atractivo turístico importante, incentivando la sectorización de los clientes y garantizando un continuo flujo de compradores, para así, mantener un nivel de producción de alta calidad, y ofrecerle a los turistas nacionales y extranjeros gran variedad de recetas gastronómicas típicas de Bogotá”.

Marco Llinás, vicepresidente de competitividad y valor compartido de la Cámara de Comercio de Bogotá aseguró que “el trabajo realizado hace parte de las agendas de las Iniciativas de Clusters de Gastronomía y de Turismo de Negocios y Eventos de Bogotá-Región, dos de los 16 que lidera la Entidad, junto con actores públicos, privados y la academia. Con estos proyectos impulsamos estas industrias para que se conviertan en motores de crecimiento de la Ciudad-Región”.

Explicó que estos sectores pertenecen a dos de las cinco áreas priorizadas en la Estrategia de Especialización Inteligente, que vienen trabajando múltiples actores en el marco de la Comisión Regional de Competitividad de Bogotá y Cundinamarca, y sobre las cuales se están focalizando la mayor cantidad de esfuerzos y recursos. Esta es la hoja de ruta para el mejoramiento de la competitividad de Bogotá y Cundinamarca.

La transformación de la Plaza de Mercado La Perseverancia

El proceso de transformación duró un año, durante el cual se intervino físicamente la Plaza y se realizaron trabajos de capacitación con las cocineras. Dentro de los cambios alcanzados sobresalen el rediseño del mobiliario de los establecimientos comerciales que incluyen 58 nuevas mesas y 348 sillas, 40 avisos con el nombre de los locales o unidades productivas, 14 filas de casilleros de almacenamiento para los empleados, 13 parasoles para las mesas exteriores, 20 cupos para biciparqueaderos y un mesón de madera para el perímetro de la escalera principal del comedor. Adicionalmente, se instalaron avisos para zonas comunes, se sembraron plantas y se adecuó la ornamentación.

Este espacio cuenta con una nueva y mejorada fachada. En sus 71m2 se aplicó una técnica mixta de mosaico y pintura, realizada por el reconocido artista urbano “Guache” (Óscar González). Esta representa el trabajo que las mujeres han realizado en el barrio La Perseverancia y en su Plaza, con el rostro de una mujer campesina joven y el fuego con que se cocinan los alimentos con una mazorca multicolor. Los alimentos de la región cundiboyacense también están presentes con una canasta en la que hay algunos de ellos, así como la renovación cultural, el mestizaje y el carácter de la chicha como bebida ancestral del barrio con una totuma.

Cocineras emprendedoras

Como parte de este proceso adelantado por las iniciativas Clusters de Gastronomía y de Turismo de Negocios y Eventos de Bogotá-Región, lideradas por la Cámara, en 12 jornadas se capacitó a las cocineras emprendedoras que preparan comidas típicas de la región en cocción y cortes, presentación de platos, optimización en el uso de ingredientes, manejo de proveedores, diversidad de menús y atención al cliente, para que puedan atender la demanda del turismo nacional e internacional.

Los visitantes más frecuentes de los restaurantes de la Plaza son comerciantes del sector, trabajadores y residentes en barrios aledaños. El fin de semana la cifra aumenta por la presencia de participantes en la ciclovía dominical y turistas de la zona hotelera aledaña, que buscan una alternativa de alimentación.

En estas jornadas, las cocineras de La Perseverancia también fueron instruidas en Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) e historia del Barrio Obrero para que transmitan el conocimiento a locales y turistas que visitan el emblemático lugar. Igualmente, se capacitaron en recuperación del patrimonio material e inmaterial, identificación de la arquitectura histórica de la Plaza y estandarización de servicios y productos ofrecidos.