Negociadores con el Eln nos han costado casi $2.000 millones y no han servido para nada: senador Ramos


El congresista reclama que los colombianos costeamos de nuestros bolsillos ocho negociadores a los que se les paga sin resultados.

Más de $20 millones mensuales es lo que cuesta al país en promedio cada negociador con el Eln, lo que significan casi $2.000 mil millones pagados por los colombianos sin que vean fruto alguno desde febrero hasta septiembre de 2017. Así, con esta frase, el senador Alfredo Ramos Maya reveló el verdadero costo que implica mantener a los representantes en la mesa de negociaciones en Quito, Ecuador, a quienes “no les interesa nada más que dilatar porque es muy rico ganar plata sentados mirando para el techo”, aseveró.

La afirmación se basa en una serie de razones que conllevan a pensar en la viabilidad de llevar dicho proceso como hasta ahora. Por ejemplo, la instalación de la fase pública se inició el 10 de octubre de 2016 y hasta julio de 2017 llevaban 59 ataques, 39 a la infraestructura, 13 homicidios, 46 heridos de la población civil y 53 secuestros, “pero ahora nos dirán que es mejor que echen lengua en el Congreso a que echen bala en otro lado. Yo sí los prefiero en la cárcel que en este recuento dando cátedra de supuesta buena política, aquí seguramente aquí les darán impunidad”, explicó Ramos Maya.

La no suspensión de la siembra de minas antipersonas, especialmente en zonas como Antioquia, Chocó, Arauca y Nariño, el asesinato del gobernador indígena en días pasados en pleno cese al fuego bilateral, hacen dudar, según Ramos, de la seriedad en el planteamiento de las negociaciones. “Los colombianos seguiremos en riesgo gravísimo de que muchos perdamos nuestras vidas por cuenta de ese crimen que hoy el gobierno sigue aupando y sigue en silencio, y como si no fueran suficientes todos los crimines cometidos, se va a generar una cumbre del terror en Quito entre las Farc y el Eln”.